Top UN Human Rights Experts say TPP a concern for human rights: human rights evaluation must precede negotiations

Joint Media Release
June 23, 2015

Español

Geneva ─After ten United Nations experts said that the TPP[1], the Trans-Pacific Partnership Agreement, and the TTIP, the Transatlantic Trade and Investment Partnership could potentially harm human rights, prominent human rights voices in TPP countries sounded the alarm calling for a halt to further TPP negotiations until  proper human rights impact assessments are done. Amongst others, these include former Commissioners from the Malaysian and New Zealand Human Rights Commissions, Oxfam America, The Council of Canadians (Canada), Australian Fair Trade and Investment Network (Australia), Human Rights Now (Japan), Derechos Digitales (Chile), Health Action International Peru, The Project of Economic, Social and Cultural Rights (Mexico). 

On June 2nd, 10 United Nations human rights experts expressed concern about the TPP’s potential adverse impact on human rights.  They recommended that human rights impact assessments (HRIAs) should be done for the TPP before the negotiations go any further.

They criticized the extreme secrecy around the talks and ISDS, the Investor-State Dispute Settlement provisions which allow foreign corporations to sue countries over laws and policies which curtail their profit on investments.  The rapporteurs said that this would have a chilling effect on countries’ ability to enact laws to protect environmental and social standards.[2]

They also drew attention to the potential detrimental impact these treaties and agreements may have on the enjoyment of human rights as enshrined in legally binding instruments, whether civil, cultural, economic, political or social, saying, ‘Our concerns relate to the rights to life, food, water and sanitation, health, housing, education, science and culture, improved labour standards, an independent judiciary, a clean environment.’

Australian Trade Minister Andrew Robb has claimed that TPP negotiations could be concluded in as little as one week. 

The TPP is an all-encompassing free trade agreement currently being negotiated between 12 countries:  Australia, Brunei, Canada, Chile, Japan, Malaysia, Mexico, New Zealand, Peru, Singapore, the United States and Vietnam. Social, environmental, and labour regulations, privacy, medicine costs, public services, financial regulation and farming are some of the issues affected by this agreement.

Comments from country experts:

Malaysia

Muhammad Sha’ani Abdullah, a former Commissioner of the Human Rights Commission of Malaysia (Suruhanjaya Hak Asasi Manusia Malaysia (SUHAKAM))  and Deputy Secretary General of the Society for the Promotion of Human Rights (Persatuan Promosi Hak Asasi Manusia, PROHAM) said that ‘in light of the concerns expressed and recommendations by the ten United Nations human rights experts, SUHAKAM must do a human rights impact assessment on the TPPA before any further TPPA negotiations are held or decisions are made on the TPPA.  The Malaysian government must provide sufficient funding to SUHAKAM to conduct such a human rights impact assessment.’

New Zealand

‘The Human Rights Foundation of Aotearoa New Zealand (HRF) is calling on the New Zealand Human Rights Commission to undertake a human rights impact assessment for the TPPA (and for the government to adequately resource the HRC to do so) before TPPA negotiations go any further. This is in light of concern expressed by 10 United Nations human rights experts about the TPPA’s potential adverse impact on human rights.’

---Peter Hosking, Chairperson, HRF and former Commissioner at the New Zealand Human Rights Commission

Japan

Kazuko Ito, the Secretary General of Japan based Human Rights Now (http://hrn.or.jp/eng/) said that ‘the concerns raised by the UN experts deserve the utmost consideration at the TPPA negotiation table.  We are gravely concerned that the negotiation process totally excludes communities which may be affected, and denies rights to information and participation.  Further we are concerned that a wide range of human rights protection in Japan will be at stake as a result of the negotiation, especially in relation to the ISDS section.  Japan should make all necessary efforts to prevent any deterioration of the human rights situation for people potentially affected by the TPPA.’

Peru

Javier Llamoza, from Acción Internacional para la Salud de Perú  (Health Action International, Peru), said that ‘the TPP is a major new obstacle to Peru’s ability to meet the need for treatment to which all people are entitled, and to improve the care provided by the public health system, which primarily serves the poor and extremely poor. The human right to health is seriously threatened by this agreement.’

Australia

‘The UN rapporteurs’ statement underlined the concerns of Australian community organisations that the TPP could have a negative impact on many areas of human rights. The TPP text should be released now to enable a full Human Rights Impact Assessment of the TPP,’ said Dr Patricia Ranald Coordinator of the Australian Fair Trade and Investment Network (AFTINET).

Canada

‘Human rights are the fundamental basis for all societies.  It is essential that we know the true human cost of such agreements before we even consider them.  Considering the scope and power of the TPP, and how most of us have no access to the details, it is definitely concerning that governments don’t stop and consider what they are getting into.  Another round of negotiations is ludicrous in this context.’

--- Maude Barlow, National Chairperson, Council of Canadians, Canada

Chile

‘If democracy is really about the active participation of the citizens in political decisions and the protection of their basic human rights, then the TPP is one of the greatest threats to democracy right now. And not just because it is decided behind people’s backs, but because it sets in stone the rules about how our public decisions in critical sectors of our space will be made.’

--- Claudio Ruiz, Derechos Digitales (Chile)

USA

‘At best, trade can be an engine for poverty reduction. At worst, free trade agreements like the TPP can undermine universal human rights.

The devil is in the details, and the details on the TPP are still secret. But the leaked texts signal the worst case scenario. Oxfam welcomes the engagement of UN experts and agrees that only a full human rights impact assessment will show whether the agreement is written to benefit special interests or the wider public interest.’

--- Stephanie Burgos, Economic Justice Policy Manager, Oxfam America

Mexico

‘In the discussion on the Trans-Pacific Partnership (TPP) and labor rights it is fundamental that the signing states retake the concept of “decent work”, from the International Labour Organisation, as a way to ratify their obligation to guarantee the respect of labor rights (decent income, safe working conditions, social security, liberty to free association, among the most important). For Mexico, the signing of the North American Free Trade Agreement (NAFTA), which is the closest reference for what may occur with the implementation of the TPP, led to the implementation of structural reforms that have meant the loss of fundamental human rights such as: the right to work, the right to unionize, the right to have access to decent income, the right to just working conditions and to access justice.

The signing of these trade agreements, in which transnational corporations play a determining role, shall, as a consequence, cause the implementation of policies, translated into structural reforms, which shall increase violations of rights and lead to the government’s failure to fulfil its principle obligations: to protect, respect and guarantee human rights.’

--- Alejandra Ancheita, Executive Director of ProDESC (The Project of Economic, Social and Cultural Rights, Mexico)  

 

Destacados expertos en Derechos Humanos de la ONU dicen que el TPP constituye una preocupación para los derechos humanos: la evaluación de los derechos humanos debe preceder a las negociaciones

24 de junio de 2015

Ginebra ─ Luego de que diez expertos de las Naciones Unidas dijeron que el TPP[1] (por sus siglas en inglés), Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico, y la ATCI, Asociación transatlántica de Comercio e Inversión, podrían potencialmente perjudicar los derechos humanos, importantes voces en defensa de los derechos humanos en los países del TPP dieron la alarma y pidieron que se detuvieran las negociaciones del TPP hasta que se realizaran las adecuadas evaluaciones de impacto sobre los derechos humano. Entre otros, se encuentran los ex Comisionados de las Comisiones de Derechos Humanos de Malasia y Nueva Zelanda, Oxfam América, el Consejo de Canadienses (Canadá), la Red de Comercio Justo e Inversiones de Australia (Australia), Derechos Humanos Ahora (Japón), Derechos Digitales (Chile), Acción Internacional para la Salud (Perú), el Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (México). 

El 2 de junio, diez expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas expresaron su preocupación sobre el posible impacto negativo del TPP sobre los derechos humanos. Recomendaron que se deben hacer las evaluaciones del impacto sobre los derechos humanos (HRIA, por sus siglas en inglés) antes de continuar con las negociaciones del TPP.

Criticaron la extrema reserva en torno a las conversaciones y el suministro de SCIE, Solución de controversias entre inversores y Estados, que permiten a las empresas extranjeras demandar a los países en relación con las leyes y políticas que limitan sus ganancias en las inversiones. Los relatores dijeron que esto tendría un efecto negativo en la capacidad de los países para promulgar leyes que protejan las normas medioambientales y sociales.[2]

También llamaron la atención sobre el posible impacto negativo que estos tratados y acuerdos podrían tener en el disfrute de los derechos humanos consagrados en los instrumentos jurídicamente vinculantes, ya sean de naturaleza civil, cultural, económica, política o social, y dijeron que: "Nuestras preocupaciones se refieren a los derechos a la vida, el alimento, el agua y el saneamiento, la salud, la vivienda, la educación, la ciencia y la cultura, la mejora de las normas laborales, un poder judicial independiente, un medio ambiente limpio".

El Ministro de Comercio de Australia Andrew Robb ha expresado que podrían faltar solo una semana de negociaciones para terminar el acuerdo.

El TPP es un acuerdo de libre comercio de gran alcance que actualmente se está negociando entre 12 países: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam. Algunos de los temas que abarca este acuerdo son las regulaciones sociales, ambientales y laborales, la privacidad, los costos de la medicina, los servicios públicos, la regulación financiera y la agricultura.

Comentarios de algunos expertos de los países:

Malaysia

Muhammad Shaani Abdullah, ex comisionado de la Comisión de Derechos Humanos de Malasia (Suruhanjaya Hak Asasi Manusia Malasia (SUHAKAM)) y Secretario General Adjunto de la Sociedad para la Promoción de los Derechos Humanos (Persatuan Promosi Hak Asasi Manusia, PROHAM) dijo que "a la luz de las preocupaciones expresadas y de las recomendaciones de los diez expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas, SUHAKAM debe hacer una evaluación del impacto sobre los derechos humanos del TPPA antes de continuar con las negociaciones o de que se tomen decisiones acerca del TPPA. El gobierno de Malasia debe proporcionar fondos suficientes para que la SUHAKAM lleve a cabo esta evaluación del impacto sobre los derechos humanos."

Nueva Zelanda

"La Fundación de Derechos Humanos de Aotearoa Nueva Zelanda (HRF, por sus siglas en inglés) pide a la Comisión de Derechos Humanos de Nueva Zelanda que realice una evaluación del impacto del TPPA sobre los derechos humanos (y al gobierno que dé los recursos adecuados para que la HRF pueda llevar a cabo esta evaluación) antes de que las negociaciones del TPPA continúen. Esto sucede a la luz de la preocupación expresada por 10 expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas sobre el posible impacto negativo del TPPA sobre los derechos humanos."

---Peter Hosking, Presidente del HRF y ex Comisionado en la Comisión de Derechos Humanos de Nueva Zelanda

Japón

Kazuko Ito, Secretario General de Derechos Humanos Ahora en Japón (http://hrn.or.jp/eng/) dijo que "las preocupaciones planteadas por los expertos de la ONU merecen la mayor consideración en la mesa de negociación del TPPA. Nos preocupa profundamente que el proceso de negociación excluya totalmente a comunidades que puedan verse afectadas, y niegue los derechos de información y participación. Además, nos preocupa que una amplia gama de protección de los derechos humanos en Japón estará en juego como consecuencia de la negociación, especialmente en relación con la sección de ISDS. Japón debería hacer todos los esfuerzos necesarios para evitar cualquier deterioro de la situación de los derechos humanos de las personas que podrían verse afectadas por el TPPA."

Perú

Javier Llamoza, de Acción Internacional para la Salud de Perú, afirmó que “el TPP es un nuevo y gran obstáculo para que Perú pueda satisfacer las necesidades de tratamiento a las que todas las personas tienen derecho y mejorar la atención del sistema público de salud, que atiende principalmente a los pobres y pobres extremos. El derecho humano a la salud está seriamente amenazado por este acuerdo.”

Australia

"La declaración de los relatores de la ONU subrayó las preocupaciones de las organizaciones comunitarias de Australia en cuanto a que el TPP podría tener un impacto negativo en muchas áreas de los derechos humanos. El texto del TPP debería lanzarse ahora para que sea posible realizar una Evaluación completa del Impacto del TPP sobre los Derechos Humanos", dijo la Dra. Patricia Ranald, Coordinadora de la Red de Comercio Justo e Inversiones de Australia (AFTINET).

Canadá

"Los derechos humanos son la base fundamental para todas las sociedades. Es esencial que conozcamos el verdadero costo humano de tales acuerdos, incluso antes de considerarlos. Teniendo en cuenta el alcance y el poder del TPP, y el hecho de que la mayoría de nosotros no tenemos acceso a los detalles, es realmente preocupante que los gobiernos no se detengan y analicen en lo que se están metiendo. Otra ronda de negociaciones es ridícula en este contexto."

--- Maude Barlow, Presidente Nacional, Consejo de Canadienses, Canadá

Chile

"Si la democracia se trata realmente de la participación activa de la ciudadanía en las decisiones políticas y la protección de sus derechos humanos básicos, el TPP es una de las mayores amenazas para la democracia en este momento. Y no solo porque se decide a espaldas de la gente, sino porque las reglas acerca de cómo se tomarán nuestras decisiones públicas en sectores críticos de nuestro espacio ya están decididas."

--- Claudio Ruiz, Derechos Digitales (Chile)

Estados Unidos

"En el mejor de los casos, el comercio puede ser un motor para la reducción de la pobreza. En el peor, los acuerdos de libre comercio como el TPP pueden socavar los derechos humanos universales.

El diablo está en los detalles, y los detalles sobre el TPP aún son un secreto. Pero los textos filtrados señalan el peor de los escenarios. Oxfam acoge con beneplácito la participación de expertos de la ONU y está de acuerdo en que solo una evaluación completa del impacto sobre los derechos humanos mostrará si el acuerdo está escrito en beneficio de intereses especiales o del interés público más amplio."

--- Stephanie Burgos, Administradora de Políticas de Justicia Económica, Oxfam América

México

En la discusión sobre el Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPPA) y los derechos humanos laborales es fundamental que los Estados firmantes retomen el concepto de “trabajo decente”, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), como una forma de ratificar su obligación de garantizar el respeto a los derechos humanos laborales (ingreso digno, condiciones de trabajo seguras, seguridad social, libertad de asociación, entre los más importantes). Para México, la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), que constituye el referente más próximo de lo que puede ocurrir con la implementación del TPPA, tuvo como consecuencia la puesta en vigor de reformas estructurales que han implicado la pérdida de derechos humanos fundamentales como: el derecho al trabajo, a la libre sindicalización, al acceso a un salario digno, a tener condiciones dignas de trabajo y al acceso a la justicia.

La firma de estos acuerdos comerciales, en los cuales las empresas trasnacionales juegan un papel determinante, tendrá como resultado la puesta en marcha de políticas, traducidas en reformas estructurales, que derivarán en un aumento de las violaciones a los derechos y en el incumplimiento de uno de los principales deberes de los gobiernos: la protección, respeto y garantía de los derechos humanos.

--- Alejandra Ancheita, Directora Ejecutiva de ProDESC (Proyecto de Derechos Económicos Sociales y Culturales)  (México)



[1]  También conocido como el TPPA (por sus siglas en inglés)